Spanish Catalan English French German Italian Portuguese
Imprimir

Actividades NOVIEMBRE 2017

Publicado en ABRIL 2017

ACTIVIDADES programadas para

NOVIEMBRE de 2017

 

 

 ClasesMA

meditador   

 

 Más información: CONTACTO

 

QUÉ ES la Meditación Antakarana

 

 

 

 

Curs DPC

 

25 y 26 de Noviembre

 

 

 

PROGRAMA :     

 

Área PRÁCTICA PROFESIONAL

 

Módulo 29 ( DPC - Cadena Respiratoria / Variante 3 )

 

• Trabajo de Cadenas Musculares. Estiramiento de la Cadena Respiratoria – Variante 3 : Inspiradores Accesorios; formas 3ª ( grupo cintura pélvica ), 3B ( grupo columna vertebral ), 3C ( grupo cintura escapular ) y 3D ( grupo cabeza-cuello ). Cadena Respiratoria Accesoria. Músculos INSPIRADORES ACCESORIOS. Desbloqueo respiratorio de los Inspiradores accesorios. Variante 3 : Estiramiento de los 4 Grupos. Delineamiento de la Sesión. Esquema de trabajo, pasos prácticos y resumen técnico.

 

 

Módulo 29 ( Reestructuración Axial Respiratoria )

 

• Armonización y corrección de la pulsación respiratoria y re-organización de la caja torácica ( Caja de costillas-esternón-vértebras dorsales ). Integración de la reestructuración respiratoria con la reestructuración vertebral.

 

 

Módulo 29 ( El Dolor Interno )

 

• La realidad del Niño o Niña Herido. Los Traumas como base del Dolor Interno. Definición y concepto de DOLOR INTERNO. Contención y negación del dolor interno : Bloqueo Psico-corporal. El Dolor Interno y la Sombra. Eliminación del dolor interno. Las 10 Capas de la Sombra.

     

 

 Más información: CONTACTO

 

 

 

lagoasis

 

 

 

No hay nada noble ni grande en ser superior a tus semejantes,

la verdadera nobleza y grandeza es ser superior a tu ego. 

 

 

 

 

 

 

 

Imprimir

DICIEMBRE 2016

Publicado en ABRIL 2017

 

 

 

      El DESBLOQUEO PSICO-CORPORAL

     El DESBLOQUEO PSICO-CORPORAL es un proceso terapéutico individual que se dedica a disolver los bloqueos corporales y emocionales que se han somatizado y estructurado en los diferentes tejidos y órganos del cuerpo. Esto lo logramos por medio de : masaje profundo que accede a la memoria celular-emocional del tejido, trabajo con las cadenas musculares, movilización articular, estiramiento miotensivo, reestructuración axial, trabajo con la respiración, alineamiento, armonización energética, liberación y apoyo emocional.

   Hasta los años 50, en Occidente casi todo el mundo creía que el Cerebro y la Mente eran un compartimiento estanco aislado del resto del cuerpo. Esta idea confusa sembró el concepto equivocado de que la mente es una cosa separada del cuerpo, y que había que tratarlos también por separado. Y el resultado de esa separación o corte fue la aparición de muchos métodos terapéuticos que tratan o bien el Cuerpo o bien la Mente aisladamente, así como el relegar a un segundo plano al Aspecto Emocional, que es el factor intermediario entre los dos polos (Cuerpo-Mente) de la personalidad humana, creando un vacío tanto personal como profesional. Esta formación aporta el marco, el terreno de base y los conocimientos, herramientas y prácticas necesarias para llenar ese vacío.

   El Desbloqueo Psico-Corporal es un método terapéutico original creado a lo largo de más de dos décadas de experiencia a partir de una síntesis práctica de diversas técnicas corporales, energéticas y psicológicas, y es uno de los métodos más completos que existen. Su objetivo consiste en disolver los bloqueos entre CUERPO y MENTE para favorecer la Integración y Equilibrio de la persona en todos los aspectos y ámbitos de su vida: Físico – Emocional – Mental – Espiritual.

   A través del proceso, las emociones congeladas del pasado atrapadas y registradas en la MEMORIA CELULAR de los diferentes tejidos -conectivos, orgánicos y miofasciales- de la estructura corporal se liberan y sanan, permitiendo disolver el dolor interno y sanar el niño o niña herido, lo que conduce a la Maduración y Plenitud de la persona.

 

     El Proceso de INTEGRACIÓN PERSONAL

   Debido a lo que nos ha enseñado nuestra larga experiencia, en nuestra escuela se da una especial importancia al proceso de Integración Personal, un proceso que tiene la finalidad de recuperar la armonía física e interior y favorecer la Integración del Ser, a todos los niveles. El Ser Interno es aquella parte esencial y sagrada de nosotros que solemos llamar Consciencia, Espíritu o Alma, y el Ser Externo es esa otra parte más mundana e imperfecta que denominamos como Personalidad o Ego. Si ambas naturalezas conviven en la persona en armonía, se da un estado de salud, equilibrio, felicidad y plenitud, pero si están en conflicto es entonces cuando aparecen la enfermedad, el dolor y el sufrimiento.

   En la mayoría de terapias o técnicas curativas se suele enfocar la atención y el esfuerzo en la eliminación del problema o enfermedad, pero a menudo se olvida y se ignora la necesidad de una INTEGRACIÓN PERSONAL del individuo y de la consecuente conexión con su propia capacidad autocurativa. Es primordial y necesario un proceso de EVOLUCIÓN CONSCIENTE del paciente como persona, así como un APRENDIZAJE INTERNO que contemple la naturaleza esencial del "Ser" y el desarrollo de todas sus potencialidades y capacidades. Sin ese proceso de transformación personal, nunca habrá una curación real.

   La verdadera curación surge entonces a partir de una INTEGRACIÓN de todas las partes que componen nuestro Ser. El Proceso de INTEGRACIÓN PERSONAL está diseñado para que la persona aprenda a integrar todas las partes de su Ser por sí misma, y se basa en un sencillo programa de 9 pasos que conducen hacia tal INTEGRACIÓN. A través de este proceso de 9 pasos, la persona va progresivamente aprendiendo a desarrollar su personalidad e integrar sus distintos aspectos, así como un primer acercamiento al "camino espiritual". Estos 9 pasos son:

1. Reconocer el Ser interno o Yo espiritual : la Supraconsciencia.

2. Construir una estructura personal que nos sostenga en este mundo.

3. Aceptar el ser externo : el ego y sus personajes e imperfecciones.

4. Quitarse la máscara : introyecciones, negaciones, proyecciones, roles.

5. Tomar consciencia : recuperar la sensibilidad y capacidad de sentir.

6. Expresar las emociones : primero liberarlas, más tarde pulirlas.

7. Cambiar las creencias : limitativas, destructivas, negativas, boicoteadoras.

8. Modificar la conducta : patrones de comportamiento, actitud y acción.

9. Manifestar el Ser Interno : dejar expresar las cualidades del Alma.

 

     La CURACIÓN EMOCIONAL

   Es un trabajo en grupo en el que sus componentes hacen conscientes los engramas que subyacen en el subconsciente o sombra (programaciones inconscientes, memorias traumáticas), por medio de la interacción con otras personas del grupo y de la representación-proyección de las distintas partes de su ser en dichas figuras (heridas emocionales, carencias afectivas, personajes defensivos del ego que salvaguardan las heridas del niño/a interior, necesidades insatisfechas). Utilizando el lenguaje corporal (gestos, postura y movimiento, acciones), la respiración consciente, la mirada, las afirmaciones, la empatía, el sonido y la voz, se consigue desvelar lo que estaba oculto, comprender cuál es la herida y la necesidad humana que hay detrás, y con la ayuda del grupo se sana dicha herida y se satisface esa necesidad, con lo que la persona experimenta una toma de consciencia y una transformación verdaderas y sanadoras.

     La MEDITACIÓN ANTAKARANA

   Cuando una persona coienza a despertar interiormente, empieza a sentirse atraída hacia la meditación. La trayectoria del desarrollo espiritual de una persona se lleva a cabo a través de 4 fases o estadios, muy comprobados y verificados :

1º. El CONOCIMIENTO (Creencias).
2º. La ASPIRACIÓN (Fe).
3º. La PRÁCTICA (Experimentación directa).
4º. La TRANSFORMACIÓN (Evolución e integración).

   Uno puede creer en el Espíritu, tener fe en el Espíritu, experimentar directamente el Espíritu o convertirse en el Espíritu, y son cuatro grados de creciente desarrollo espiritual.

1º. El CONOCIMIENTO (Creencias)

   La primera forma en la que una persona se acerca a lo espiritual es desde lo mental mediante las creencias y el conocimiento : imágenes, símbolos, ideas y conceptos sobre lo que es o debe ser el Espíritu y la divinidad. Pueden ser creencias religiosas, mágicas, míticas, esotéricas, intelectuales o racionales que representen a Dios y a la naturaleza espiritual del ser humano. Todas las creencias sobre lo espiritual suelen ir acompañadas de emociones o sensaciones internas (a veces muy intensas) que no necesariamente son experiencias directas de la realidad espiritual y de todo lo que se halla más allá de lo racional e intelectual, y por lo tanto no transforman a la persona.

   Pero por muchas creencias y conocimientos que acumulemos en la mente sobre lo espiritual, llega un momento en que éstos son insuficientes porque el Espíritu comienza a "presionar" al Yo, y es entonces cuando la creencia acaba desembocando en la ASPIRACIÓN.

2º. La ASPIRACIÓN (Fe y Entrega)

   Como los conocimientos son mentales y lo espiritual está por encima del intelecto, llega un momento en que todas las creencias pierden su fuerza y atractivo porque a fin de cuentas uno no deja de sentirse como un ego separado, aislado, inseguro y lleno de miedos. La mera creencia puede proporcionar una imagen o representación burda del reino del Espíritu, pero no produce ninguna verdadera transformación de la persona, y además lo espiritual no puede ser plenamente comprendido mientras nuestra consciencia permanezca atrapada en la creencia o el mero conocimiento, porque de lo que se trata no es tanto de pensar en el Espíritu sino de convertirse en él.

   Cuando las creencias ya no satisfacen, dejan de funcionar, y queremos ir un paso más allá, uno empieza a desear alcanzar el Espíritu de forma directa. Uno aspira hacia lo espiritual y se entrega a ello cada vez con más fervor. La fe comienza allí donde la creencia pierde su poder, y es el paso intermedio o el "puente" que nos permite dar el salto desde el desencanto de la creencias hasta la experiencia directa de lo espiritual. Así que cuando las creencias se vuelven insostenibles e ineficaces aparece la ASPIRACIÓN y la FE, la llamada débil pero clara de una realidad superior que lo "aspira" a uno hacia arriba, hacia un plano de realidad que trasciende la creencia y se encuentra más allá de la mente y de lo racional.

   La fe y la aspiración son el ardiente deseo del corazón por alcanzar la realidad espiritual, y son la puerta de acceso a la experiencia inmediata de lo supramental y lo trans-racional. Como la fe es una tierra de nadie llena de preguntas y sin ninguna respuesta, el impulso a encontrar las verdaderas respuestas nos catapulta y motiva hacia la necesidad de la experiencia directa de lo espiritual.

3º. La PRÁCTICA (Experimentación directa)

   Esa fe y aspiración tarde o temprano nos empujan de forma muy vital a entregarnos a las prácticas espirituales, básicamente la MEDITACIÓN (con sus múltiples vías, formas, estilos y acercamientos) y los diferentes tipos de interiorización para aprender a acceder a todo lo que existe más allá de la mente y por encima de ella. De mil formas y a través de mil fenómenos, dichas prácticas nos facilitan progresivamente la experiencia directa de lo espiritual, experiencia que responde a todas las dudas inherentes a la fe o a las creencias.

   Según el grado de progreso del aspirante espiritual en sus prácticas internas, hay dos fases de experiencias espirituales: las experiencias puntuales (o "cumbre") al principio, y las experiencias duraderas (o "meseta") más adelante. Las experiencias puntuales suelen ser intensas, breves, espontáneas y sumamente transformadoras, y nos permiten vislumbrar nuestro potencial transpersonal y supramental, un potencial al que ya solemos instalarnos de una forma más estable en las experiencias duraderas.

   Las experiencias puntuales o cumbre nos permiten acceder provisionalmente a realidades superiores que el intelecto no puede racionalizar ni atrapar. Y las experiencias duraderas o meseta son más estables y tienden a la adaptación continua. La práctica prolongada, constante e indesviable convierte las experiencias puntuales en duraderas y estables, transformando un breve estado no ordinario en un estado duradero y normal.

   La mayoría de personas se encuentran en el estadio de las CREENCIAS (Conocimiento) o de la FE (Aspiración), aunque a veces algunas de ellas pueden tener una experiencia puntual sobre lo espiritual que les sacude y afecta muy profundamente, porque eso ya no se trata de creencias o conocimientos que hayan leído en un libro o de meras teorías, sino de una experiencia real de una realidad superior, después de la cual el individuo ya no vuelve a ser nunca más el mismo.

   La creencia y la fe-aspiración son los tipos de orientación espiritual que más prevalece en el mundo, y de hecho la mayoría se quedan tan sólo ahí, mientras que las experiencias espirituales puntuales sólo suelen darse en quienes están comprometidos con una práctica espiritual sostenida, intensa, prolongada, seria y profunda.

4º. La TRANSFORMACIÓN (Evolución e integración)

   Cuando se persevera en la práctica y las experiencias puntuales se van haciendo más duraderas, con el tiempo va teniendo lugar una progresiva TRANSFORMACIÓN de la persona y la integración y evolución de todas las partes de su ser: cuerpo, mente, emociones y Yo.

   La transformación es en realidad el acceso constante y más o menos permanente a los niveles de consciencia superiores (espirituales, transpersonales y supramentales), de manera que las experiencias duraderas con la práctica acaban convirtiéndose en adaptaciones permanentes que nos permiten acceder de manera constante a los niveles espirituales para percibir y ser conscientes de otros planos de realidad que están más allá de lo que nuestra limitada mente racional puede percibir y comprender. Entonces uno tiene un creciente acceso a la verdadera comprensión y experiencia de la Luz, de la Fuerza, del Amor, de la Vida, de la Energía y del Poder del Espíritu.

   Estas 4 son, pues, las fases o estadios por los que atraviesa el caminante de lo espiritual para conocer y adaptarse a los niveles superiores de la realidad (nuestra naturaleza espiritual): la creencia-conocimiento -imágenes y representaciones de lo espiritual-, la aspiración-fe (intuición de los niveles superiores de consciencia), la práctica espiritual (experimentación directa, de manera puntual al principio y luego más duradera) y la transformación (adaptación permanente a lo espiritual y los cambios y transformaciones personales que ello produce en la personalidad ordinaria).

   Aunque no suele ser así, la práctica de la Meditación (práctica espiritual por excelencia) debe usarse tanto para posibilitar la emergencia de los niveles superiores-espirituales (la Luz) como para desvelar los contenidos subconscientes suprimidos (la Sombra). El único modo sano y equilibrado de seguir con el desarrollo espiritual consiste en emprender una práctica completa que atienda todos los niveles de la personalidad: el corporal, el energético, el emocional-afectivo, el mental e intelectual, el personal (el Yo) y el espiritual-transpersonal.

   Los años pasan volando, por lo que si no emprendemos la práctica YA, ahora mismo, y nos limitamos a escuchar a maestros o libros que nos hablan de lo que para uno sólo son creencias y conocimientos (datos), desperdiciaremos un tiempo precioso y nada en nosotros se habrá desarrollado: habremos perdido el tiempo.

   Las creencias y los conocimientos están muy bien y son muy adecuadas en el ámbito mental e intelectual, pero la espiritualidad reside en el ámbito trans-racional y supramental. Así que lo recomendable para no perder el tiempo y luego lamentarse es empezar una práctica meditativa y perseverar en ella de forma constante. Poco importa lo "dura" que nos parezca la práctica, simplemente hemos de iniciarla. Bocado a bocado, uno podría comerse hasta un elefante. La actitud adecuada para tal práctica es, a la vez, ser amable y firme con uno mismo, y tratarse a sí mismo con auténtica compasión y comprometiéndonos seriamente con la práctica. La constancia en las prácticas meditativas acabará evidenciándonos la necesidad de asistir a un retiro intensivo de varios días al año, lo que nos permite comenzar a convertir las pequeñas experiencias espirituales puntuales en las experiencias más estables y permanentes del proceso de desarrollo espiritual, demostrándonos que lo que al principio era la meditación como técnica y más tarde la meditación como actitud, pasa a ser la meditación como estado permanente.

   De esta manera, los años pasarán igual, pero estaremos madurando interiormente e iremos trascendiendo de un modo lento pero seguro los aspectos inferiores y regresivos-involutivos de sí mismo y abriéndonos a los aspectos superiores-evolutivos. Y entonces llegará un día en que miraremos hacia atrás y nos daremos cuenta de que estamos despertando y nos estamos convirtiendo en un NUEVO SER. Y la mejor sugerencia: si uno está interesado en una espiritualidad realmente auténtica y transformadora (la única verdadera espiritualidad), búsquese una ENSEÑANZA ESPIRITUAL SERIA y comprometerse con una PRÁCTICA. Sin práctica jamás pasará uno de la fase de la creencia, de la fe-aspiración o de las pocas experiencias esporádicas y nunca se evolucionará hacia las experiencias espirituales estables y duraderas, y mucho menos hacia una transformación y una evolución personal; en el mejor de los casos nos conformaremos con ser un "visitante ocasional" de los territorios espirituales, un turista de nuestro verdadero Yo.

   Así que, querido buscador, quizá ha llegado el tiempo de no conformarse con las teorías y de pasar a la práctica...

   La Meditación es, cada vez más, una necesidad creciente. Cada día hay más personas que se sienten atraídas por la meditación. Y ello es comprensible, dado que cada vez más individuos sienten en su interior que hay una necesidad de ir hacia dentro para superar las crisis individuales y sociales que todo estamos viviendo en esta época de grandes cambios globales. El principal problema de todo aquél que, sin experiencia previa, quiere adentrarse en una práctica meditativa seria y constante, es la falta de instrucción, más las mil dudas que a lo largo de las sesiones van surgiendo. Si se quiere aprender bien la meditación y sin arrastrar dudas y escollos que no se van superando sobre la marcha, uno necesita de un instructor o un método serio que nos enseñe, que nos guíe y acompañe en el a veces tortuoso y difícil (por la ignorancia) camino de la vía meditativa, la mayor práctica evolutiva humana por excelencia.

   Según la entendemos en nuestra Escuela Hidra, la Meditación es el resultado de unos 30 años de experiencia y de continua síntesis dentro de las diversas vías y estilos de meditación existentes, y ha extraído lo mejor de cada rama para ofrecer al buscador moderno un sistema de trabajo impecable, bien ordenado y fácil de aprender si la persona está realmente comprometida y motivada. Es un proceso muy completo en el que el asistente aprende no sólo a comprender la verdadera esencia y naturaleza de la meditación, y a saber llevarla a la práctica, sino, lo que es más importante, a incorporarla en su vida cotidiana como un ESTADO DE SER cada vez más permanente.

   La Meditación define un estado de ATENCIÓN CONCENTRADA sobre un objeto externo, o interno (una parte del cuerpo, centro energético, pensamiento o idea, cualidad, la propia consciencia –el observador– o el propio estado de atención concentrada). En el sistema de meditación de nuestra Escuela Hidra : la Meditación ANTAKARANA, la práctica meditativa consiste en hacer que las emociones y la mente se aquieten y guarden silencio para poder entrar en contacto con el Alma. ¿Por qué...? porque el Alma es la parte de nuestro ser que lo tiene todo, que lo sabe todo, que lo puede todo y, lo más importante, que tiene la solución a todos nuestros problemas y la curación a todos nuestros conflictos y enfermedades.

   Así, el objetivo final de la Meditación ANTAKARANA no es tan sólo el silencio interior (la primera etapa), sino el descenso de la energía del Alma y del poder del Espíritu para que éstos fortalezcan el Yo, iluminen la mente, abran el corazón, sanen y regeneren el organismo y transformen todo nuestro ser.

   En nuestra comunidad habrá una práctica diaria y permanente (y un estudio) de la meditación. Con la practica y el aprendizaje progresivos de la Meditación ANTAKARANA en el proceso completo que se darán en nuestra vida en comunidad (meditaciones guiadas), el miembro convivente de Oasis recibirá los recursos y el entrenamiento adecuados para saber aplicar la meditación en su vida diaria y convertirla en una herramienta de SANACIÓN Y TRANSFORMACIÓN PERSONAL en el día a día.

   Nuestro sistema de meditación (Antakarana) es un proceso completo sobre el aprendizaje y la práctica de la MEDITACIÓN tal como la realizamos en nuestra escuela, y proporciona al practicante la preparación y la instrucción necesarias -y suficientes- para adentrarse en la práctica cotidiana de la meditación con una muy buena base. En nuestro sistema de trabajo estructuramos el proceso de la Meditación en 5 grados distintos: un grado preparatorio más cuatro grados de aprendizaje progresivo:

• Grado Preparatorio: Consciencia Corporal.
• Ier Grado: Quietud y Silencio Interior.
• IIdo Grado: Núcleo del Ser.
• IIIer Grado: Ser un Canal.
• IVto Grado: Meditación Antakarana [ Síntesis del proceso ].

   A lo largo del proceso, el practicante va recibiendo el entrenamiento necesario para ir progresivamente aprendiendo a adquirir un eficiente uso y dominio de la mente, que es el núcleo fundamental de toda verdadera meditación. En el último grado se integra y unifica todo lo aprendido durante el proceso y se aprende la práctica de la Meditación Antakarana o meditación definitiva (según el sistema de nuestra escuela), que incluye la esencia de todas las prácticas anteriores del curso, de manera que la persona se lleva un valioso recurso para el día a día y para toda la vida.

   En este sistema de trabajo, las prácticas de meditación se contemplan en tres acercamientos o niveles distintos:

1. La meditación como TÉCNICA.
2. La meditación como ACTITUD.
3. La meditación como ESTADO PERMANENTE.

   La meditación como TÉCNICA consiste en la PRÁCTICA DIARIA de la meditación (por ejemplo, 20 o 30 minutos, dos veces al día), avanzando dentro de los diversos grados y técnicas del proceso.

   La meditación como ACTITUD es el aprendizaje de APLICAR la meditación en todo lo que hacemos, experimentamos y vivimos en el día a día, que al principio pueden ser intervalos intermitentes, intervalos que se van ampliando con el tiempo y la constancia.

   Y la meditación como ESTADO PERMANENTE es el resultado de la práctica meditativa con los años, y que constituye la integración de la ACTITUD MEDITATIVA (Atención Plena) en nuestra forma natural de ser, pues nos vamos convirtiendo en las cualidades y estados originales de la Supraconsciencia (Vida, Luz, Amor, Poder, Paz, Creatividad, Plenitud, Equilibrio), estado que podemos sostener ya todo el tiempo de nuestra vida sin esfuerzo y de forma espontánea.

   El practicante de este proceso meditativo debe aprender tanto la meditación como técnica (las sesiones de meditación sentada) como la meditación como actitud (cómo aplicarlo durante el día), para que ello posibilite con el tiempo la meditación como un estado permanente de Ser.

   Los contenidos del proceso son:

* Grado Preparatorio (Consciencia Corporal):

   Prácticas preparatorias para entrar en el proceso de la meditación.

P.1. Concentración en un punto.
P.2. Consciencia del cuerpo.
P.3. Relajación básica.
P.4. Consciencia de la respiración.

* Ier Grado (Quietud y Silencio Interior):

I.1. Abstracción-Enfoque (enfocar la atención).
I.2. Ajuste Corporal (alinear la postura).
I.3. Respiración Fluida (calmar la psique).
I.4. Respiración Regeneradora (regenerar cuerpo y mente).
I.5. Des-identificación (desprenderse de las envolturas).
I.6. Posición de Observador-Testigo.
I.7. Silencio Interior (entrar en la no acción).
I.8. Disolución del yo personal (ego).

* IIdo Grado (Núcleo del Ser):

II.1. Entrar en el Espacio Sagrado del Corazón.
II.2. Entrar en el Espacio Luminoso del Cerebro.
II.3. Percibir la Supraconsciencia encima de la cabeza.
II.4. Permanecer en el Núcleo del Ser.
II.5. Presencia: enfoque estable en el Maestro Interior.

* IIIer Grado (Ser un Canal):

III.1. Invocación-Evocación.
III.2. Conexión (entrar en contacto con la Energía del Alma).
III.3. Descenso de la Energía Espiritual.

* IVto Grado (Meditación Antakarana - Síntesis del proceso):

IV.1. Relajación-Vitalización.
IV.2. Silencio Interior.
IV.3. Desarrollo-Invocación.
IV.4. Descenso-Curación.
IV.5. Transferencias-Dominio.
IV.6. Integración-Irradiación.
IV.7. Maestro Interior.

   En Oasis, nuestro deseo y razón de ser es ofrecer unas enseñanzas sólidas y serias, basadas en la experiencia. A lo largo de 30 años hemos venido constatando que la meditación enseña a estar, vivir, y actuar desde la Presencia y desde la Consciencia, y que cuando las personas vivimos desde ese Núcleo de nuestro ser, la convivencia se convierte en un rico campo de aprendizaje, crecimiento y compartir, los conflictos se minimizan y actúan como una palanca de transformación y evolución, y las relaciones humanas son fuente de plenitud y enriquecimiento mutuos. Por eso, nuestro proyecto pone empeño en que los practicantes que lleguen a la comunidad se entrenen bien en la poderosa y transformadora vía de la Meditación, y la ventaja de vivirla y practicarla en comunidad es que nos permite realizar el proceso completo, y celebrar juntos nuestras transformaciones y cambios.

     La CURACIÓN POR LA CONSCIENCIA

   Es un trabajo en el que se aprende a entrar en contacto con las energías de la Consciencia o Alma mediante un acto invocativo y de interiorización (energías de Vida, de Luz y de Fuerza Amorosa), para después transmitirlas a los diferentes aspectos de la personalidad (Físico-Etérico-Emocional-Mental-Yo) y de la sombra (traumas, heridas, engramas, necesidades negadas) que, de esta manera, con la energía espiritual pueden ser iluminadas, sanadas y transformadas.

   El núcleo de este trabajo es el llamado "Proceso Antakarana", un proceso de 4 pasos que sirven para poder

 

 

   Esperamos haberte dado una primera visión de nuestro trabajo en Hidra, y qué es lo que nos ocupa del ser humano. Si tienes interés en nuestras actividades, enseñanzas, libros, talleres, formaciones o procesos, puedes ponerte en contacto con nosotros y te atenderemos con agrado para escuchar tus necesidades y ver de qué forma podemos ayudarte u orientarte. Y si te apetece, puedes venir a visitarnos; estamos en plena naturaleza.

 

hidra titol

Logo Hidra

 

www.CentroHidra.com
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Tel. 696 454 225
Apartado 305 – 43200 REUS